No, esto que vas a leer no es una dieta milagrosa para bajar peso ni tampoco un método express para adelgazar demasiados kilos en poco tiempo. Lo que te presentamos a continuación es un método para adelgazar que no solo es eficaz sino que también es sano y seguro para tu cuerpo.

Cuando nos decidimos a perder algunos kilos es importante hacerlo con cabeza y sin que nuestra salud se vea perjudicada en el proceso. Por ello, hemos encontrado la combinación perfecta entre tres elementos que, juntos, te ayudarán a conseguir el cuerpo que quieres. Sigue leyendo y toma nota de lo que tienes que hacer.

Una dieta sana

Sabemos que hay miles de dietas para adelgazar en Internet a las que se suman aquellas que te recomiendan sus conocidos porque a ellos les ha ido bien. Tienes que tener en cuenta que muchas de esas dietas hacen perder peso con rapidez debido a que se basan en la pérdida de masa muscular, algo que, a la larga, debilitará tu cuerpo.

Lo más importante es que la dieta esté equilibrada y que en ella no falte ningún tipo de nutrientes para que tu cuerpo pueda funcionar con normalidad. Además, ni siquiera te hace falta seguir una dieta estricta con los platos de cada día especificados: esto puede llegar a aburrirte y a cansarte y, por lo tanto, a dejarla a un lado. Lo ideal es saber qué puedes comer y cómo puedes comerlo y a partir de ahí, diseñar tus menús.

Para empezar, vamos a darte unas pautas principales que no tienes que perder de vista mientras estés haciendo dieta para adelgazar:

  • Alimentos variados. No elimines ningún tipo de alimento de tu dieta pues todos los nutrientes son necesarios. Se trata de seguir la lógica: por ejemplo, no elimines las grasas pero no abuses de ellas. Aunque complementes tu plan de adelgazamiento con suplementos quemagrasas, éstos no pueden hacer milagros si te excedes.
  • Comidas frecuentes. Un error que se suele cometer es creer que hay que eliminar comidas para adelgazar y no es así. Es tan sencillo como sustituir las tres comidas habituales por cinco o seis con cantidades menos abundantes.
  • Cantidades moderadas. El hecho de que podamos comer de todo no quiere decir que tengamos que hincharnos de nuestras comidas preferidas. Se trata de comer de forma sana pero con moderación.
  • Mucha agua. La hidratación es vital en cualquier tipo de dieta y alimentación así que es muy importante beber un litro y medio o dos litros de agua al día para mantener el cuerpo hidratado y sano.

Alimentos recomendables

Como hemos dicho antes, en una dieta para adelgazar sana y equilibrada se puede comer cualquier tipo de alimentos aunque unos nos ayudarán más que otros y debemos tenerlo en cuenta. Cada clase de alimentos tiene sus propiedades especiales y hay que saber usarlas.

Las frutas y verduras contienen una gran cantidad de vitaminas y minerales además de agua así que su consumo nunca debe estar restringido. Además, apenas aportan calorías. Sin embargo, tienes que estar pendiente de aquellas verduras que puedan resultar indigestas si tienes estómago delicado como, por ejemplo, las coles de Bruselas o la coliflor.

Los pescados y las carnes magras son grandes aportes de proteína y aminoácidos por lo que favorecen la formación de masa muscular haciendo que nos sintamos más sanos y fuertes. Eso sí, si puedes cocinarlos en el horno o a la plancha con el mínimo de aceite será mejor que si lo fríes o lo rebozas.

Los frutos secos, los cereales y las legumbres proporcionan mucha energía y ayudan a controlar la actividad hormonal por lo que no deben faltar en la dieta. Como siempre, trata de no excederte en su consumo ni en la forma de cocinarlo. Por ejemplo, haz las lentejas con verduras en lugar de con panceta y chorizo y no compres cereales industriales azucarados o con chocolate.

Alimentos no recomendables

Los alimentos que no deberían consumirse en una dieta sana y equilibrada son aquellos que proporcionan un exceso de grasas, azúcares e hidratos de carbono. No queremos decir que tengas que eliminarlos por completo de tu dieta pero, cuanto menos, procurar consumirlos con la menor frecuencia posible.

Cualquier producto industrial debería ser apartado de una dieta sana, pues son conceptos que se autoexcluyen. Nos referimos a la bollería, panes, cereales y pastas que no se fabrican con productos naturales sino que se venden envasados y con grandes cantidades de conservantes y otros componentes artificiales.

De la misma forma, no hay que abusar de los refrescos y los zumos envasados. Es mucho mejor que prepares tus propios zumos con fruta natural y que, si necesitas refrescarte, bebas un buen vaso de agua. Por supuesto, puedes hacer alguna excepción de vez en cuando pero sin abusar.

Por último, también deberías dejar a un lado la comida enlatada y la carne embutida. La comida natural que cocines tú mismo siempre va a ser mejor que cualquier plato preparado por muy casero que te digan que sea.

Ejercicio frecuente

Por supuesto, la dieta debe estar acompañada por una rutina de ejercicios que ayuden a quemar grasas y a fortalecer el cuerpo. Este aumento de la actividad física, además, te hará sentir mejor contigo mismo y te motivará según veas lo bien que te sientes tras hacer un poco de ejercicio.

No vamos a ofrecerte una lista de ejercicios que puedes hacer ya que son muchísimos y dependen en buena parte de tus posibilidades y de tu forma física. Lo que sí haremos es darte algunas recomendaciones para que tú mismo puedas diseñar la rutina de ejercicios que mejor se adapte a ti. Recuerda que para ver resultados, tienes que ser constante.

Para quemar grasas a corto plazo, tendrás que recurrir a los ejercicios aeróbicos como nadar, correr, ir en bici, bailar, caminar… Sin embargo, a largo plazo también te resultarán muy eficaces los ejercicios enfocados a la tonificación de los músculos como las pesas o las máquinas que hay en los gimnasios.

La mejor rutina de ejercicios para adelgazar es la que combina los dos tipos de ejercicios alternándolos día sí y día no. No te olvides de mantener tu cuerpo hidratado y respeta los periodos de descanso y recuperación que necesitará tras una sesión de ejercicio. No temas a la hora de introducir nuevos ejercicios o de variar su duración, carga o cualquier otro aspecto. Al salir de la rutina, tu cuerpo tendrá que esforzarse y será beneficioso para ti.

como hacer una ensalada de atun

Receta de ensalada de atún

Duración: 15 minutos Comensales: 4 Dificultad: Fácil Una de las ensaladas predilectas en verano, es sin duda la ensalada de ...
Quiero Leer Más
como hacer una ensalada roja

Receta de ensalada roja

Duración: 30 minutos Comensales: 4 Dificultad: Fácil Hay cientos de ensaladas diferentes, cada una elaborada de una forma y con ...
Quiero Leer Más
la dieta de la sandia

La dieta de la sandía para adelgazar

En el día de hoy, vamos a hablar de la dieta de la sandía, una dieta revolucionaria que te permitirá ...
Quiero Leer Más